Centro de Conservación Vodudahue
May 19, 2023
Categorías: Ciencia y territorio | Educación en la naturaleza | Flora nativa, Jardín y Huerta | Proyectos

Vodudahue se encuentra en un sitio histórico, rodeado de montañas con acantilados de granito, glaciares y bosque templado siempreverde, y es el hogar del gigante de los Andes, el alerce, uno de los árboles más grandes y el segundo más longevo del mundo. En 2014, la propiedad fue adquirida por Fundación Alerce 3000 con una visión de conservación y exploración. Vodudahue se encuentra en un bioma único y de importancia mundial, y es la puerta de entrada al norte de la Patagonia chilena. 

En 2022, junto a Fundación Alerce 3000, iniciamos un programa de investigación científica y conservación para este ecosistema, con un legado que inspirará a proteger la biodiversidad de los bosques templados chilenos.  

Beneficiarios y productos generados:

  • 31 científicos chilenos y británicos que realizaron investigaciones
  • 7 familias de vecinos
  • 3 talleres de capacitación para 5 guías y 3 viveristas
  • 4 guías de identificación de especies + 10 guías descargables + 1 mapa ilustrado
  • 3 piezas instaladas de señalética
  • Actualización de cartografía del predio
  • 1 documental
  • Equipamiento para investigación e implementación de portal iNaturalist de ciencia ciudadana
  • Equipamiento de biblioteca y vivero

Objetivos: 

  • Generar conocimiento y desarrollar metodologías para la conservación, restauración, educación y actividades relacionadas con la naturaleza.
  • Revitalizar un vivero para la propagación de especies nativas de procedencia local
  • Comunicar el conocimiento a distintos niveles: científicos, colegios y visitantes, entre otros
  • Generar alianzas nacionales e internacionales y promover la colaboración científica

Hitos: 

Durante el año 2022 se llevó a cabo un desafiante proceso de investigar el valor biológico de la reserva Vodudahue y proponer, en conjunto con Fundación Alerce 3000, una visión que permita seguir generando conocimiento, difundirlo y promover la conservación de la biodiversidad.

El plan contempló las siguientes actividades principales:

    1. Estudio de líneas base con un equipo multidisciplinario de especialistas en: a) plantas vasculares; b) briófitos; c) líquenes; d) aves; e) mamíferos y reptiles; f) anfibios; g) invertebrados; h) hongos; i) dendrocronología. Estos estudios han revelado nuevas especies para la región, para el país y también para la ciencia.
    2. Revitalización de un vivero para la propagación de especies nativas locales: con el objetivo a largo plazo de crear un centro de conservación, investigación y educación de flora nativa.
    3. Programa educacional: se desarrollaron guías de identificación de especies, señalética, un documental y un programa piloto de entrenamiento en ilustración botánica. Se sentaron las bases para llevar a cabo un futuro programa de capacitación en diversos temas como fotografía de naturaleza, ilustración científica, identificación y monitoreo de especies, y más.
    4. Monitoreo a largo plazo de mamíferos: realizado por Fundación Reñihué, este monitoreo permite conocer los hábitos de los principales mamíferos que habitan el valle, e informa el plan estratégico de conservación y restauración del predio.
    5. Alianzas locales, nacionales e internacionales: este proyecto ha sido una plataforma para desarrollar importantes alianzas con renombradas instituciones científicas como el Real Jardín Botánico de Edimburgo, Kew Royal Botanic Gardens, Fundación Reñihué y Fundación Huinay.
    6. Visión: Reserva Vodudahue, un centro de conservación: Parte del constante trabajo de Fundación Chilco ha sido participar en el desarrollo de una visión para Vodudahue. Este refugio de biodiversidad tiene un enorme potencial de convertirse en un centro de conservación donde se reúnan programas para el desarrollo de las ciencias y su vínculo con el arte, la conservación del patrimonio natural y cultural y el turismo de intereses especiales.

 

Si quieres conocer más detalles de este hermoso proyecto, descarga el reporte del primer año. 

 

Austrocactus spiniflorus - Andrés Jullian

Créditos: Mateo Barrenengoa

Proceso Austrocactus spiniflorus - Andrés Jullian

Cortinarius magellanicus – Créditos: Bernardo Segura

Kageneckia oblonga - Magdalena Pérez de Arce

Bernardo Segura – Créditos: Mateo Barrenengoa

Kageneckia oblonga - Magdalena Pérez de Arce

Lagidium wolffsohni – Créditos: Bernardo Segura

Puya alpestris - Constanza Obach

Créditos: Mateo Barrenengoa

Puya alpestris - Constanza Obach

Mycena cyanocephala – Créditos: Bernardo Segura

Puya alpestris - Constanza Obach

Vodudahue – Créditos: Mateo Barrenengoa

Puya alpestris - Constanza Obach

Caraca plancus – Créditos: Jorge Gallardo

Puya alpestris - Constanza Obach

Huevos de Batrachyla – Créditos: Bernardo Segura

Puya alpestris - Constanza Obach

Macrocyclis peruvianusCréditos: Mateo Barrenengoa

Puya alpestris - Constanza Obach

Créditos: Bernardo Segura